Un lugar cerca de mi corazón. Gracias por vuestra aportación.

Después de leer varios artículos aparecidos en prensa esta semana

https://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2021/02/28/suicidio-negra-cifra-nadie-quiere-35901054.html

Hemos pensado que era el momento de compartir con vosotros y con el permiso de sus protagonistas varios textos escritos por personas que tienen TLP y les gusta escribir.

Os invitamos a enviarnos lo que queráis publicar en este blog al correo: asva.tp@gmail.com

Dos versiones de la misma historia.

Un abrazo para las dos. Cuidaros mucho.

Qué ilusa yo pensando que no tendría que ingresar más. Aunque no lo creáis, ha sido un poco bonito o un poco menos feo que las veces anteriores, pues con la consciencia hastía de no dormir, la voz quebrada y los ojos mirando a nada, pero a la vez observando todo pude sentir que no sentía nada.
Vuelvo a decirlo, no creo en la suerte; pero por alguna razón perfectamente imperfecta, existen cada vez más profesionales humanizados. En este caso, di con ellos o ellos dieron conmigo; ¿Quién sabe?
Después de tantos años de enfermedad a rastras y todo lo que conlleva ello, me sentí persona.
Y es que a veces creen que somos un número más del sistema, pero somos personas con muchos números de diagnósticos.
Creo que hace un tiempo Helena pidió un tiempo a su mente y corazón para irse a desconectar un poco; espero que vuelva pronto; mas su esencia y voz siguen en mí.
No sé si fue que lo que era una brasa se convirtió en ceniza o fue el humo lo que la cansó.
No os asustéis, no estoy despersonalizada ni psicótica, pero escribo esto porque quiero contarlo despacio y maquillado, para que no os asustéis (estigmas); pero como creo que ya sabéis, siempre quiero plasmar la verdad.
Soy valiente y guerrera, pero yo no elegí serlo.
Y a veces cuesta, joder si cuesta!
Pero también puedo y quiero destacar a Mami, porque cada vez creo más en que mi hogar no es ningún espacio ni ningún sitio, sino que es ella en sí:

M I S Ú P E R M A M Á ♥️

 

Diariodeunborderline:

Queridos y queridas amigos y amigas, hace tiempo quedé con la asociación ASVATP que os hablaría sobre mi experiencia personal con el TLP, que como ya sabéis es un trastorno de personalidad, en concreto, trastorno límite de la personalidad.

Supongo que los que estáis aquí dentro sabéis lo que es, cómo es, síntomas, criterios diagnósticos…en fin, que no os voy a aburrir con esas cosas. Igualmente, si no fuera el caso, podéis encontrar toda esa información tanto en la página web de ASVATP como en la mía que es www.diariodeunborderline.org.

Normalmente me encuentro en un estado de distimia, es decir, depresión menos intensa, pero que se encuentra por debajo del basal normal. Este basal es la línea que separa el encontrarse mejor o peor. Pues imaginaros que estáis por debajo de esa línea, eso implica que siempre estás mal, pero soportable.

Una vez os imaginéis la línea basal y más abajo otra línea que sería la distimia, podéis pasar a picos hacia abajo, tipo V. Ese punto de abajo es la depresión mayor. Cuando se está en depresión mayor tenemos varias salidas, o bien no salir de ella y mantenerte en ese línea tan baja continuamente (imaginaros querer morir continuamente, no querer salir de la cama, no hacer nada, no cuidaros, ni asearos, no hacer nada por vosotros mismos, solo pensar en dormir, en morir, etc.) o bien, suicidio porque esa situación no se puede mantener, o bien con ayuda profesional (aunque hay gente que lo consigue sola), puedes llegar a la línea de distimia e incluso a la línea basal, y por qué no, más arriba de esa línea basal, traducido, estar más bien que normal o mal. Espero que hayáis entendido todo este rollo.

Y ahora es cuando entra mi estado. Bien, algunas personas podrían pensar que mi estado actual se debe al fallecimiento de mi padre, que fue el 28 de diciembre, que son situaciones que pueden provocar depresión. Pero ¿qué ocurre cuando tienes depresión desde antes? Digo depresión mayor (el puntito más bajo de la V) y estás pensando continuamente en dormir para no pensar, en sentir que no puedes con nada, en desear morirte constantemente, imaginarte el momento, lo que sentirías, qué pasaría después de un intento de suicidio… Porque ese es, ni más ni menos, mi estado desde hace meses. No puedo más, no puedo con mi vida, no me cuido en ningún sentido, ni alimentación, ni aseo, no puedo estudiar, no puedo levantarme de la cama, pienso en mi muerte a todas horas (esto se llama tener rumiaciones), en fin, es un AUTÉNTICO INFIERNO.

Espero de corazón que nadie se sienta identificado, porque no se lo deseo ni a mi peor enemigo. Ahora mismo, ¿qué hago? Llorar, sentirme triste, frustrada, desanimada, deprimida…no, no sufráis así, no os lo merecéis.

Espero que este mensaje sirva para que aquellas personas que se sientan así, que espero que no, que busquen ayuda, que sientan que no están solos (esa es otra de mis cosas, la soledad, esa te mata poco a poco), y que luchen por ellos mismos en primer lugar, y después, por los demás, por aquellos que os quieren, que os apoyan, porque seguro que hay alguna personita por ahí que siempre está a vuestro lado. No la echéis, intentad mantenerla y aceptar su ayuda.

Os quieren, no lo olvidéis, alguien os quiere, y ya por eso, merece la pena vivir. Un abrazo.

Elena Serrano (www.diariodeunborderline.org)